Falta de protocolo, acoso, abuso y extorsión, así trabajan inspectores de transporte en Los Cabos: casos de choferes de UBER

0
957

*El director de Municipal Transporte declaró que los inspectores a su cargo tienen una dinámica de trabajo amable al abordar a los prestadores de servicio de UBER y que, una cosa es que estén amparados y otra, que estén fuera del marco de ser supervisados.

El conflicto entre los choferes de la plataforma digital de transporte UBER y los inspectores de transporte del Gobierno de Los Cabos ha dejado al desnudo la contundente falta de criterios de actuación y una serie actos que evidencian las irregularidades cometidas por la autoridad, de acuerdo a argumentos de los choferes mediante entrevistas e imágenes en video compartidas a HOY BCS.

Desde que la plataforma de transporte llegó a Los Cabos en el 2018, se ha desatado una polémica entre los inspectores de transporte y los choferes que prestan el servicio por medio de la aplicación. Lo que en su momento denunciaron como “cacería” hacia esta modalidad de transporte, no sólo quedó en la XIII administración, sino que ahora; continúa y más fuerte, al punto de que los choferes se sienten peor que un “delincuente”, según sus testimonios.

En entrevista el 18 de febrero del 2022, el director de Municipal de Transporte, Omar Torres Orozco explicó que la dinámica que realiza el inspector es abordar “amablemente” al chofer y requerir el permiso o concesión por prestar el servicio de transporte que corresponda, requerir la identificación del conductor o documento original que acredite como chofer de UBER legalmente firmada, 2 tipos de seguro, particular y plataforma, y constatar que esté trabajando en la aplicación, de lo contario son sancionados.

Torres Orozco destacó que una cosa es que los choferes estén amparados y otra que estén fuera del marco de ser supervisados, pues todo transporte que realiza un servicio en el municipio debe estar supervisado y no es que sean “molestados” los choferes, como  argumentan.

Sin embargo, hay una serie de videos en poder de HOY BCS donde consta de una manera evidente que no hay claridad en el protocolo de actuación de los inspectores de transporte, pues en cada encuentro que sostienen con los choferes la manera de abordarlos es distinta y el acoso es parte del pan de cada día, según los choferes.

AMPAROS

A partir de enero de este 2022, los inspectores de transporte comenzaron a solicitar un amparo a los choferes de la plataforma de transporte digital “Uber” para dejarlos trabajar en Los Cabos; situación que ha ocasionado que el conflicto entre autoridades y los socios incremente, y lleve a los quejosos a bloquear vialidades para que les den alguna respuesta.

A pesar de que los choferes desconocen de cómo se acordó solicitar amparos, pues no han recibido un documento oficial en el que se testifique que ellos necesitan esta defensa para poder trabajar, el director municipal del Transporte, Omar Torres Orozco, afirmó que, sí lo hay; pero al cuestionarle cuál era, señaló que ese tema lo lleva el jurídico.

Hoy BCS solicitó al área de comunicación de la dirección Municipal de Seguridad Pública de manera reiterada una entrevista con el titular de la unidad jurídica José Luis Peñuelas Cabrera, sin obtener una respuesta. De igual manera se solicitó de manera presencial, al mismo abogado al término de una mesa de diálogo con choferes de UBER y éste negó ser el jurídico. Por otro lado, se le solicitó al jurídico estatal de Transporte una entrevista y se negó a proporcionarla bajo el argumento de la veda electoral.

En entrevista, Torres Orozco sostuvo que no sancionan a quienes cuentan debidamente con el amparo y cumplen con todos los requisitos mencionados anteriormente, e incluso fue a uno de los acuerdos de los que se llegó en la mesa de diálogo que tuvieron autoridades y choferes.

No obstante, en las últimas semanas los choferes han sido advertidos por inspectores de ser acreedores a una multa si no presentan una identificación de la aplicación UBER que los avale como choferes, a pesar de que cuenten con una suspensión provisional en lo que un juez dictamina si conceder o no, un amparo.

INSPECTORES SIN FACULTADES E ILEGALIDADES

El director del despacho jurídico “Tax Care and Legal Procedures”, Héctor Sosa Corral; ha ganado más de 100 juicios de nulidad –medio de defensa que procede contra actos administrativos que carecen de fuerza por no estar de acuerdo a las leyes-, a favor de los choferes de UBER interpuestos ante el Tribunal de Justicia Administrativa de Baja California Sur, donde se declaró que los inspectores no tienen facultades para interponer estas multas.

En las sentencias que ha emitido el Tribunal señala que, “no se advierte que dicha autoridad cuente con facultades para levantar infracciones por servicio de transporte público o particular sin contar con la autorización del Gobierno del Estado y/o Gobierno Municipal”.

En los últimos 8 meses el Gobierno de Los Cabos ha devuelto más de 60 multas a los choferes que ganaron los juicios, que suman una cantidad de más de 1 millón de pesos. Actualmente hay más de 100 sentencias a favor y un aproximado de 170 juicios ante el Tribunal, por lo tanto, la autoridad deberá seguir regresando el dinero de los fallos a favor.

Sobre esto, el director municipal de Transporte declaró que, el tema lo lleva el jurídico de Seguridad Pública y del cual no está 100 por ciento informado, pero comentó que los procesos que han perdido son porque las multas no estaban fundamentadas, por lo que están tratando de que no sea así.

Otra de las razones por las que el Tribunal ha declarado la nulidad de las multas es porque en algunas, los inspectores de transporte las interpusieron con base a una supuesta “Ley de Transporte para el Municipio de Los Cabos”, misma legislación que no existe dentro del orden jurídico estatal y así lo definió en la sentencia el Tribunal.

ABUSOS Y EXTORSIÓN

El chofer Florentino Diego fue multado a principios de este 2022; él lleva 2 años trabajando en la aplicación de UBER y expone que trabajar con el miedo de ser multado es arduo, durante el encuentro que tuvo con los inspectores el pasado mes, sostuvo que fueron muy groseros y le quitaron su placa, pese a que en el reglamento municipal de transporte en art. 224 fracción III, señala que las placas de circulación se retirarán en garantía de la multa sólo cuando el vehículo está mal estacionado y no se encuentra el conductor o el propietario del vehículo.

 

“Yo no estaba poniendo resistencia cuando me multaron, les entregué mis papales, hasta me pidieron el seguro IMSS. Me siento peor que un delincuente, nos cuidamos más que los que trabajan mal, ni siquiera me dieron un argumento para multarme, se pusieron agresivos. El amparo yo no lo voy a solicitar, si no tengo dinero para pagar una multa, menos el amparo”, explicó.

El chofer Jim Navarrete, relató su sentir al trabajar bajo la presión y acoso que ejercen los inspectores: “Pensamos que con el nuevo gobierno todo iba a estar más tranquilo, pero no, al principio no nos estaban multando, solo les tomaban fotos a los carros, y pedían que el del chofer mostrara la app, ahorita están solicitando un amparo, pero no han sacado un documento oficial donde diga que con un amparo van a dejar trabajar, el acoso no es solo a los choferes sino a toda la gente, a quien ven con carro nuevo lo detienen, eso es hostigamiento”, dijo.

En este sentido, el ciudadano David González Quiterio fue multado por los inspectores de transporte hace 4 días cuando se encontraba trasladándose en su vehículo de modelo reciente en compañía de unos amigos, pese a que negó ser un chofer de UBER, lo infraccionaron y todavía escribieron mal su nombre en el ticket y le retiraron la placa siendo que no tenían motivo para hacerlo. Derivado de la situación el ciudadano quiere proceder legalmente.

El chofer Fredy Mondragón presta sus servicios de transporte en Uber, en jornadas nocturnas desde hace dos años, aunque durante todo este tiempo no ha sido multado, le ha tocado no sólo ser testigo, sino vivir en carne propia las extorsiones de los inspectores, pues le han solicitado 500 pesos para trabajar sin molestia alguna toda la semana, o 300 pesos para dejarlo trabajar afuera de los supermercados, situación que, afirmó, no aceptó y lo han hecho sentir como si fuera un delincuente.

Para Leonardo Garrotera, que apenas lleva dos meses trabajando en la aplicación, las cosas también han sido difíciles. Sostiene que, desde el momento de ser detenido por un inspector, lo primero que hacen es intimidarlo y asustar a los usuarios, le piden la licencia, tarjeta de circulación y amenazan con no regresárselos o quitar las placas si no paga la multa; o bien, ofrecen una “negociación” que va desde los 800 hasta los 2 mil pesos por dejarlo trabajar ese día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí