Bomberos de CSL cumplen 40 años de servicio: vieron morir a gente por no tener herramientas

0
114

El Cuerpo de Bomberos de Cabo San Lucas cumple 40 años de servicio a la ciudadanía. Para llegar al punto que se encuentran hoy, siendo un referente a nivel nacional en profesionalización y vocación de servicio, tuvieron que pasar un sinfín de cosas, entre ellas, ver morir personas por no contar con las herramientas adecuadas para trabajar.

En el marco de la celebración del aniversario, que se está realizando este 21 y 22 de agosto, uno de los fundadores del Cuerpo de Bomberos de Cabo San Lucas, el comandante Gildardo Payán Azcárraga, compartió que por los años 80´s se formó un grupo de 20 personas aficionadas que tuvieron la idea de formar un Cuerpo de Bomberos y lograron traer una unidad de Los Ángeles.

En ese entonces, fueron muy criticados por tener niños, pero ellos fueron los que siguieron el legado, el comandante Juan Carbajal Figueroa era uno de ellos, actualmente lleva más de 20 años en el cargo y ha sido el principal impulsor de la profesionalización de los bomberos.

Hoy en día, entre las 220 personas que integran el Cuerpo de Bomberos, hay 19 profesionistas trabajando, 12 personas estudiando medicina, 6 en la Licenciatura en Bomberos, 1 en la maestría de Protección Civil y 6 médicos graduados, 2 con especialidad.

El Comandante “Carbajal”, como se le conoce, compartió para HOY BCS que han pasado por mucho para llegar hasta donde están ahora, desde momentos inolvidables llenos de risa, hasta angustiantes y tristes.

“Hace 30 años, la gente moría porque no teníamos equipo, una de las principales carencias era la quijada de la vida, sacábamos a la gente con seguetas marros y hachas, cortábamos el carro en pedazos con ese tipo de herramientas, no eran las ideales, llevaba mucho tiempo y en ocasiones teníamos que presenciar la muerte de las personas atrapadas”, comentó.

A pesar de los momentos difíciles, hubo uno que otro que sacaron las risas de muchos. Una de las anécdotas más chuscas que recuera el Comandante, es la ocasión en la que se dirigían a apagar el incendio de un vehículo al centro hace muchos años, cuando se acostumbraba que los bomberos viajaran en la parte de atrás de los camiones.

“Yo me iba poniendo el pantalón en ese momento el camión brincó por un tope y me caí enfrente de una escuela, la unidad siguió sin mí todos se rieron por lo gracioso del momento y me tocó irme al incendio en taxi. En aquel entonces, el camión llegó sin bombero al lugar”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí