“Te encontramos mi amor, vuela alto”… así se despide familia de un desaparecido

0
1175

Un dolor profundo en el corazón, el alma rota y un hueco irreparable en un hogar, deja el hallazgo sin vida de una persona desaparecida. A casi de 2 años de que Kaimorts Javier Ojeda Ruiz desapareciera, este jueves, por fin, su familia pudo sepultarlo.

Esta semana el Servicio Médico Forense (SEMEFO) hizo entrega de 6 cuerpos a sus familias que coincidieron con el ADN, esto, después de que colectivos de búsquedas encontraran los restos en unas fosas clandestinas a finales del 2021.

En septiembre del 2021, la señora Ivonne Ruiz mamá de Kaimorts y fundadora del colectivo “Buscando a Kaimorts y búsqueda Los Cabos” expresó que, a su familia los “mataron en vida” cuando se llevaron a su hijo, y desde que sucedió en su casa no se pensaba otra cosa que no fuera él.

El miércoles 16 de marzo los restos de Kaimorts fueron velados hasta el jueves 17, de la funeraria su cuerpo fue trasladado a su casa para dar el último adiós. Toda su familia vestía camisas que decían “Te encontramos mi amor, vuela alto mi niño Keko” con la imagen de él y los logos de colectivos.

Mientras su cuerpo estaba en su casa, había una foto de él en grande, su familia a los lados; le rezaron un rosario y al final pusieron una serie de canciones, cuando llegó el momento, la familia empezó a despedirlo de su casa, su madre, con un nudo en la garganta y el corazón en la mano le dijo:

“Te encontramos mi amor, ya regresaste a tu casa, ahora vamos a tener un lugar a donde ir a llorarte y tendremos la tranquilidad de saber de que ya estás descansando, que ya estas con Dios”.

El momento de la despedida fue difícil para la familia, se tornó gris con un sabor amargo, pues desde que se lo llevaron jamás volvió a estar en casa hasta ese momento. Entre lágrimas y mucha nostalgia el cuerpo fue retirado de ahí y trasladado a misa, donde el padre lo bendijo y expresó a la familia que ya se encuentra en el cielo.

Después de la 4 de la tarde, llegó la parte más dura, la sepultura, donde se dejaría a Kaimorts descansar después de tanto tiempo. A pesar del dolor que es el perder a un ser querido, la familia al fin tuvo descanso de la agonía del paso de los días sin saber dónde estaba, si estaba bien o mal.

La señora Ivonne hace unos días compartió el siguiente texto con su sentir:

Te arrebataron de mis brazos, te buscamos por todos lados y no dimos contigo, pasaron 647 DIAS, 15528 HORAS, 932280 MINUTOS, 55946800 SEGUNDOS igual a 1 AÑO 9 MESES, donde te buscamos deseando encontrarte.

De quitarnos esta agonía lenta que nos está matando en vida. Cada que llegábamos a buscarte, mi corazón latía, sentía que me hablabas que me dabas fuerzas para seguir y por mas cansadas que anduviéramos seguiamos escarbando a la nada.

Ya vas a volver a casa mi amor no tu cuerpo ni tu presencia pero tu espíritu y tu esencia si, sabes siempre estas mi mi corazón y pensamiento.
Te amo infinitamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí